Así nació “La Vida es Huella”

Adoptamos a Roni cuando ya era una perra adulta, nunca supimos exactamente su edad, pero a los pocos días de tenerla con nosotros, ya sabíamos que queríamos disfrutar de su adorable compañía. Y así lo hicimos durante 5 inolvidables años. Fue una perra única, que mi familia adoraba y que jamás olvidaremos. La disfrutamos hasta su vejez, hasta que llegó el día de su partida. Fue ingresada en la clínica, y aunque recibió las mejores atenciones y los mimos de siempre, su avanzada edad ya no iba a darle tregua. Tan pronto como recibimos la llamada, acudimos a la clínica. Le dimos el último abrazo y la última caricia pero sentimos que nos faltó tiempo para estar reunidos a su alrededor y poder despedirla como ella se merecía.

Hoy afortunadamente, reunimos un equipo que ama y defiende a los animales, que es consciente de las sensaciones y sentimientos que provoca la pérdida de estos seres queridos y que por eso mismo es parte de este proyecto: para aportar su profesionalidad y acompañar a las personas que se encuentran en esta situación brindando el consuelo necesario para sobreponerse al fin del camino recorrido junto a su fiel compañero. Un equipo que también tiene como objetivo darle a las mascotas un final digno tratándolas con el amor y respeto que se merecen.

Por ello, piensa en nosotros como un servicio de último adiós para tu mascota.

Nuestras instalaciones se encuentran en A Coruña, Parque empresarial de Alvedro.

Llámanos sin compromiso al teléfono 981 90 90 47 o pídenos más información a través de nuestra sección de contacto.

En La Vida es Huella estamos a tu disposición para acompañarte en esos momentos tan difíciles.

Ofrecemos servicios de sala de último adiós, tanatorio, crematorio, entrega de cenizas y parque del recuerdo